Powered by Smartsupp

Anular un contrato antes de empezar a trabajar

Indice

En la vida podemos encontrarnos en más de una situación en la que no tenemos muy claro si nos conviene más buscar trabajo o emprender. Aunque lo más habitual no es que esto ocurra, debes saber que puede darse el caso de que alguien desee anular un contrato antes de empezar a trabajar. La anulación de un contrato de trabajo, también conocida como rescisión del contrato laboral, es la finalización de una relación de trabajo solicitada por alguna de las partes que intervienen.

Esto puede ocurrir por diversos motivos que en esta ocasión queremos explicarte, y siempre debe hacerse respetando la ley vigente. En el caso de que sean los trabajadores quienes deseen anular el contrato, se considerará renuncia voluntaria, mientras que si son los empleadores los que quieren anular un contrato antes de empezar a trabajar, se considerará despido.

 

¿Qué documentos se necesitan para anular un contrato?

Antes de anular un contrato laboral, es importante conocer qué documentos se necesitan para llevar a cabo esta tarea. Si es la empresa la que anula el contrato por despido, deberá entregar a las personas trabajadoras la carta de despido que les corresponde, así como un recibo de saldo y finiquito y la indemnización si la hubiera. Todo ello debe hacerse con un preaviso de 15 días.

Ahora bien, si son los trabajadores los que deciden ponerle fin al contrato, deberán hacerlo entregando una carta de dimisión en el periodo de preaviso que les corresponda según el contrato o convenio.

 

Motivos por los que se puede anular un contrato antes de tiempo

Superar una entrevista de selección de personal no nos garantiza que seamos las personas elegidas para ese puesto de trabajo, ya que las cosas pueden no salir como esperábamos y acabar perdiendo ese puesto de trabajo que tanto habíamos deseado tener. Rescindir un contrato de trabajo antes de lo previsto puede deberse a varias causas. Te explicamos cuáles son las más habituales.

 

El período de prueba

Hoy en día es muy común que la mayoría de empleos cuenten con un periodo de prueba en el cual se puede anular un contrato de trabajo firmado sin que sea obligatorio pagar indemnización a los trabajadores. Por lo tanto, es fundamental revisar el convenio colectivo o las cláusulas del contrato, en las que deben aparecer cuál es la duración del periodo de prueba. 

 

Mutuo acuerdo

También se puede anular un contrato de trabajo firmado si ambas partes están de acuerdo. Este caso puede darse cuando, por ejemplo, la persona trabajadora encuentre un mejor empleo en otra empresa. Ahora bien, dicha persona no recibirá indemnización de ningún tipo por la extinción del contrato laboral y ambas partes pactarán el finiquito correspondiente.

 

Contratos temporales o de obra y servicio

Si expira el tiempo del contrato temporal o el contrato por obra y servicio, también podrá extinguirse la relación laboral, ya sea porque la empresa no renueve a los trabajadores o porque estos decidan no renovar el contrato.

 En este caso, sí existe derecho a percibir la indemnización que corresponda por fin de contrato, pero los trabajadores que se encuentren en esta situación deberán preavisar con al menos 15 días si el contrato es superior a un año o, en su defecto, el periodo que indique el convenio colectivo.

 

Dimisión del trabajador

Puede ocurrir que sean los trabajadores los que deseen dimitir cuando se produzcan modificaciones significativas en las condiciones de trabajo que afecten a las siguientes materias:

  • Jornada de trabajo
  • Horario y distribución del tiempo de trabajo
  • Régimen de trabajo a turnos
  • Sistema de remuneración y cuantía salarial
  • Sistema de trabajo y rendimiento
  • Funciones

 

Si algún trabajador se viera perjudicado por alguna modificación que afecte a algunas de las anteriores materias, tendrá derecho a percibir una indemnización de 20 días de salario por cada año trabajado.

Es importante tener muy presente el periodo de preaviso que consta en el convenio colectivo correspondiente o en el contrato. Además, es importante señalar que la persona puede retractarse y, antes de que se produzca la baja voluntaria, querer volver a dicho puesto de trabajo. Si la empresa se niega a admitir de nuevo a los trabajadores que querían dimitir, se considerará un despido improcedente.

 

antes-de-empezar-a-trabajar-anular-contrato

 

Cómo actuar en caso de rescisión del contrato de trabajo

Anular un contrato antes de empezar a trabajar no es tan sencillo como parece, ya que antes de dar el paso, hay que saber cómo actuar posteriormente para evitar problemas en el futuro, tanto para los trabajadores como para las empresas. Estas son las consideraciones que deberás tener en cuenta si has llegado a este punto.

 

Revisar los motivos de la anulación del contrato laboral

Antes de dar ningún paso más, debemos revisar cuáles son los verdaderos motivos que han llevado a anular el contrato de trabajo si se trata de un despido por parte de la empresa. Además, también será necesario comprobar si realmente la rescisión del contrato laboral se ha realizado teniendo en cuenta la ley vigente y el convenio colectivo correspondiente.

 

Comprobar si existe conformidad por ambas partes

Rescindir un contrato laboral significa poner fin a un contrato legal y vinculante, por lo que es fundamental que ambas partes estén de acuerdo para evitar futuros problemas. Por tanto, si somos nosotros los que anulamos el contrato de forma voluntaria, debemos revisar bien dicho contrato, así como el convenio colectivo de aplicación, para asegurarnos de que estamos haciendo las cosas como corresponde. 

En el caso de que sea un despido, si no estamos de acuerdo con algún punto, debemos firmar no conforme en la carta de despido. Además, es importante saber que los trabajadores disponen de 20 días hábiles para impugnar un despido.

 

Comunicar la finalización de la relación laboral

La comunicación de finalización de la relación de trabajo ha de hacerse conforme a lo estipulado por la ley y el convenio colectivo de aplicación. Así, si somos nosotros quienes vamos a anular el contrato, podremos hacerlo mediante una carta a modo de preaviso. 

No debemos olvidarnos que en un futuro podríamos volver a trabajar en esta misma empresa, por lo que es recomendable que todo el proceso se haga de una forma cordial. Si es la empresa la encargada de finalizar la relación laboral, deberá hacerlo a través de una carta de despido con un preaviso de 15 días.

 

Revisar si el saldo y finiquito recibidos es el que nos corresponde

Debemos asegurarnos de que el finiquito que hemos recibido sea el que realmente nos corresponde y que se han incluido en el saldo todos los conceptos que la empresa nos debe, como los salarios pendientes de pago hasta el día del cese del contrato, la parte proporcional de las pagas extra, las vacaciones no disfrutadas, las horas extraordinarias o cualquier otra cantidad que la empresa nos deba en los últimos 12 meses.

Como ves, se puede anular un contrato de trabajo firmado, pero antes de tomar la importante decisión de ponerle fin a una relación laboral, es fundamental conocer estas pautas.

Valora aquí
Alba Guzman

Alba Guzman

Formulario inicio y movil

Solicita más Información