Powered by Smartsupp

Contratar a un autónomo

Indice

Cuando diriges un negocio, hay un millón de cosas en las que pensar. Desde mantener a tus clientes contentos hasta gestionar tus finanzas, es fácil sentir que estás constantemente «poniéndote al día» y que no tienes tiempo para encargarte de todas tus tareas.

Un área en la que los empresarios suelen tener dificultades es saber cuándo contratar ayuda adicional. ¿Debes contratar a un empleado a tiempo completo? ¿O sería mejor subcontratar parte del trabajo a un autónomo?

Ambos enfoques tienen sus pros y sus contras, pero en esta entrada del blog vamos a centrarnos en las ventajas de contratar a un autónomo. Desde el ahorro de costes hasta la mayor flexibilidad, hay muchas razones por las que contratar a un autónomo podría ser la opción correcta para tu empresa. 

 

Por qué contratar a un autónomo puede ser una buena opción

A continuación, vamos a desgranar las razones por las que sí deberías contratar a un autónomo para tu negocio.

 

1- Es más rentable

Una de las principales razones por las que las empresas optan en muchas ocasiones por contratar autónomos es porque es más rentable que hacerse con personal a tiempo completo.

Y es que cuando una compañía contrata a un autónomo, sólo tiene que pagar por el trabajo que hace: el empresario no tiene que preocuparse de los costes adicionales, como la indemnización por enfermedad, la paga de vacaciones o las cotizaciones a la pensión.

Además, los dueños de negocio pueden ahorrar dinero en espacio y equipamiento de oficina, ya que la mayoría de los autónomos tienen su propia instalación en casa.

Esto supone una desventaja clara para los trabajadores por cuenta propia, que en muchas ocasiones tienen que saber cómo hacer un seguro de autónomo y gestionar sus propios horarios, vacaciones y demás. Sin embargo, para los dueños de empresa, contratar a un autónomo puede ser una opción mucho más barata que mantener a todo su personal en plantilla.

 

2- Mayor flexibilidad

A menudo, contratar a un autónomo significa contar con alguien que pueda trabajar de forma muy flexible. Esto es ideal para las empresas que necesitan realizar tareas puntuales, como la creación de un proyecto web o el desarrollo de un vídeo promocional.

En este sentido, si sólo necesitas a alguien durante un corto periodo de tiempo o para tareas específicas, subcontratar el trabajo a un autónomo es una solución mucho mejor que contratar personal a tiempo completo. Esta opción también te permite ampliar o reducir tu plantilla de forma rápida y sencilla en función de las fluctuaciones de la demanda.

 

3- Acceso al talento de todo el mundo

Cuando una empresa contrata a un autónomo, no está limitada por las fronteras geográficas. De esta forma, los dueños de negocio pueden buscar talento por todo el mundo, lo que les proporciona un conjunto mucho más amplio de personas entre las que elegir.

Con los avances de la tecnología, ahora es más fácil que nunca trabajar con alguien que se encuentra en otro país: ¡sólo necesitas una buena conexión a Internet!

Eso sí, si eres autónomo esto quiere decir que tendrás que ser capaz de demostrar tu valía de forma mucho más concreta que si simplemente te postulas a un puesto de trabajo tradicional. En este sentido, por ejemplo, puede ser muy útil que te prepares casos prácticos de entrevistas de trabajo, o que tengas un portfolio listo para enseñar si quieres que te contraten.

 

contratar-autonomo

 

4- Mayor experiencia

En muchos casos, los autónomos tendrán más experiencia que alguien que acaba de empezar su carrera, ya que habrán trabajado con múltiples clientes en diferentes proyectos. Esta riqueza de experiencia puede ser extremadamente beneficiosa para tu negocio, ya que aportarán nuevas habilidades y conocimientos que pueden ayudar a llevar tu negocio al siguiente nivel.

Así, normalmente por un precio similar por el que puedes añadir a un junior en tu plantilla, podrás contar con un autónomo que tenga años de experiencia. Esto te permitirá no sólo contar con un trabajador más capacitado, sino también reducir el tiempo que necesitas para formarte al personal a tu gusto.

 

5- Mayor control

Contratar a un autónomo significa que este es el único responsable de su trabajo. De esta forma, al trabajar con una persona en régimen de autónomo, esta será la que tenga que responder por los objetivos que se le han planteado y por los resultados de su trabajo.

Esto tiene la ventaja de que tienes un mayor control sobre lo que se está haciendo, ya que los autónomos saben que su actitud y trabajo directamente afectarán a su nivel de ingresos. Esto significa que serán mucho más responsables con sus obligaciones y normalmente no es tan necesario estar encima de ellos para que cumplan con sus tareas.

Como ves, contratar a un autónomo tiene muchas ventajas sobre la contratación de personal a tiempo completo, desde ser más rentable hasta tener acceso a talentos de todo el mundo. Si estás pensando en buscar ayuda adicional para tu negocio, subcontratar parte del trabajo a un autónomo podría ser la solución ideal para ti.

Valora aquí
Grace Tua

Grace Tua

Formulario inicio y movil

Solicita más Información