Powered by Smartsupp

Aburrido en el trabajo

Indice

Estar aburrido en el trabajo es una consecuencia directa de una gran insatisfacción laboral y son muchos factores, tanto internos como externos, los que pueden llevar a un empleado a este extremo.

Decir «Me aburro en el trabajo» no es un problema si se expresa esporádicamente, al fin de cuentas quién no ha tenido un día de trabajo lento, improductivo o aburrido, pero cuando esto se convierte en algo que sientes diariamente es momento de tomar acciones correctivas.

A continuación, te explicaremos los síntomas, causas y consecuencias de estar aburrido en el trabajo y te contaremos qué puedes hacer para salir de este estado de desasosiego mental.

 

¿Qué es estar aburrido en el trabajo?

Aunque no es considerado un trastorno clínico, estar aburrido en el trabajo es un estado de insatisfacción en el que influyen tanto las características del puesto de trabajo como la percepción que como empleado tienes de ellas. En otras palabras, el aburrimiento laboral se origina la mayoría de las veces por la realización de tareas mecánicas y la baja satisfacción con tu situación en la empresa.

Las señales del aburrimiento laboral son muy variadas pero lo más usual es que:

  • Dediques más tiempo del necesario para cumplir una determinada tarea.
  • Necesites repetir varias veces el mismo paso.
  • No prestes atención a ciertas indicaciones.
  • Sientas que las horas pasan con exasperante lentitud.
  • Vivas con angustia los momentos previos al inicio de la jornada laboral.

Todo esto puede afectar tu compromiso con la empresa y tu productividad. Esta situación también puede empeorar el clima laboral y tus relaciones con compañeros de trabajo.

 

Síndrome boreout

El término boreout viene de la palabra en inglés “bore” que significa aburrido y fue acuñado por primera vez en 2007 por Rothlin y Werde. Este síndrome se identifica en el ámbito laboral como un aburrimiento crónico que afecta de manera notable la salud física y emocional de los trabajadores y la productividad.

Las personas que padecen el síndrome de boreout se sienten, generalmente, infrautilizadas y creen que sus tareas son demasiado monótonas y aburridas o que no se corresponden con sus capacidades, ya sea por exceso o por defecto. Esto puede conllevar, por un lado, a que realicen su trabajo con mucha facilidad y les sobre tiempo durante la jornada laboral o, por otro, a que piensen que jamás serán capaces de realizar las tareas que les corresponden y falseen estar trabajando. En cualquier caso, el boreout es un fenómeno complejo que puede tener múltiples efectos negativos en quienes lo padecen. Algunos son: baja autoestima, desmotivación, falta de compromiso con el trabajo y sentimientos de culpabilidad, vergüenza o inutilidad.

Otras causas del boreout son una deficiente estructura organizativa, escasas posibilidades de promoción interna, desempeño de funciones para las que el profesional está sobrecalificado o la falta de un plan de incentivos para mejorar el rendimiento laboral.

Entre los síntomas del síndrome de boreout se encuentran la apatía y falta de energía. También un sentimiento de inseguridad con los compañeros al compararse con ellos y de peligro de perder estabilidad en el puesto de trabajo debido al bajo rendimiento. Todo esto se manifiesta en una lentitud en la realización de las tareas junto a un cansancio paradójico en el que cuanto menos hace la persona menos ganas tiene de hacer, una disminución de su participación en las reuniones de equipo y en las conversaciones informales y poca iniciativa en general.

 

¿Cómo detectar si estás aburrido en el trabajo?

Ahora que conoces qué es el aburrimiento laboral y el síndrome boreout, es momento de que identifiques las señales que pueden llevarte a decir «Me aburro en el trabajo» con mucha frecuencia.

  • Irascibilidad: si estás aburrido en el trabajo es posible que reacciones con agresividad cuando se te recrimina alguna actitud o se te reclama mayor atención.
  • Apatía: otra posibilidad es que, lejos de enojarte, afrontes las críticas con aparente indiferencia.
  • Impuntualidad y ausencias: a medida que pierdes la motivación para desempeñar tus funciones, los retrasos y las ausencias tienden a aumentar.
  • Descenso de la productividad: es habitual que si te aburres en el trabajo experimentes una caída sostenida en tu productividad.
  • Conflictividad recurrente: si la situación de aburrimiento laboral se ha extendido a varios empleados, el riesgo de conflictos aumenta significativamente.

 

aburrido-en-el-trabajo

Causas, consecuencias y factores de riesgo de estar aburrido en el trabajo

El aburrimiento laboral, como todo problema, tiene causas, factores de riesgo y consecuencias para ti como empleado y para la empresa. Conócelos a continuación.

 

Causas

En el síndrome de boreout puede haber diferentes causas, la mayoría de tipo organizacional, como son la realización de tareas repetitivas, la falta de liderazgo o ausencia de un jefe que asigne tareas, realice un seguimiento y favorezca el cumplimiento de proyectos u objetivos, falta de planificación y coordinación entre departamentos o con compañeros, falta de esclarecimiento de las funciones, sobrecalificación del trabajador o imposibilidad de ascenso.

 

Factores de riesgo

Trabajar en un puesto, departamento, empresa o sector que no se corresponde con tu formación y experiencia, tener que desempeñar tareas laborales muy repetitivas y monótonas, ocupar una posición laboral en la que no quedan claras las funciones o la imposibilidad de promoción interna o de asumir mayores responsabilidades con el tiempo son algunos de los factores de riesgo que aumentan las probabilidades de que te sientas aburrido en el trabajo.

 

Consecuencias

Las consecuencias del boreout son tanto para ti como empleado como para la empresa. 

  • Estrés: aunque el estrés por aburrimiento en el trabajo pueda sonar como algo paradójico, la realidad es que si estás insatisfecho puedes llegar a sentir una fuerte angustia que, finalmente, desemboque en cuadros de estrés.
  • Salud mental: tu salud mental puede deteriorarse significativamente como resultado de tu frustración profesional.
  • Baja cooperación: si estás poco motivado o aburrido no estás precisamente interesado en cooperar con tu equipo de trabajo.
  • Pérdida de competitividad: las disfunciones internas y la falta de compromiso de los empleados no tardarán en repercutir en una reducción de la competitividad de la empresa.
  • Menor retención del talento: si estás aburrido en el trabajo no lo pensarás dos veces cuando surja la posibilidad de asumir responsabilidades más estimulantes en otra empresa.
  • Deterioro de la imagen de marca: las empresas con empleados aburridos pueden ver lastrada su imagen de marca, tanto por las opiniones negativas de estos como por sus posibles problemas con los clientes.

 

Estrategias para evitar estar aburrido en el trabajo

Es evidente que padecer el síndrome de boreout es poco deseable y, aunque existan causas o variables que estén por fuera de tu control, sí hay estrategias que puedes poner en práctica para evitar caer en este aburrimiento crónico. ¡Conócelas a continuación!

 

Trata de ser más organizado

Planificar y ponerles un tiempo a tus tareas, automotivarte con una checklist o ponerte una nota al terminar una tarea o al finalizar tu jornada laboral son estrategias que pueden ayudarte a no aburrirte en el trabajo. La evaluación continua es muy beneficiosa en estos casos, ya que te permite ser consciente de tu avance y a la vez, tú mismo te das retroalimentación.

 

Prémiate por los trabajos bien realizados

Esto te dará buenos resultados y no necesariamente debe ser un premio material o caro. Pueden ser cosas como salir a pasear, un masaje, comprarte una luz adecuada para trabajar o una planta para la mesa o escritorio. Esto hará que sientas control sobre tu trabajo y aumentará la sensación de bienestar.

Otra forma de mantenerte motivado es comenzar la jornada escuchando una canción que te genere emociones positivas y placenteras.

 

Mantente informado y actualizado

Si terminas tus tareas muy rápido y quedas con toda tu jornada laboral por delante sin nada que hacer, lo recomendable es que no pierdas el tiempo en redes sociales o en otras actividades de ocio, es mucho mejor que aproveches el tiempo para hacer cursos, leer documentos o ver vídeos sobre temas relacionados con tu profesión o que te sirvan en un futuro.

Alterna actividades

Busca hacer tareas más activas y luego otras más pasivas, o intercala tareas de mayor concentración con otras más automáticas. Es importante realizar cambios posturales, de metodología e incluso de material, todo esto hace que el trabajo sea más diverso y entretenido.

 

Sé proactivo y optimista

Aborda antes las tareas que menos te motiven o las que resulten más difíciles, cuida tu atención manejando las distracciones que te roban el tiempo y acaban desmotivando aún más, no te estanques y aprovecha las oportunidades que se te presenten de hacer propuestas de mejora en tu entorno laboral.

 

Cambia de trabajo

Si definitivamente no estás satisfecho con tu trabajo y ninguna de las estrategias anteriores mejora tu condición, lo mejor es que busques nuevos horizontes con un trabajo que te rete y que te lleve a utilizar mejor tus conocimientos y habilidades.

Para mejorar tus opciones de conseguir un buen empleo aprende acerca de la experiencia profesional CV y la disponibilidad horaria currículum en los enlaces.

Esperamos que esta información te sirva para estar alerta a los síntomas del síndrome boreout y que si ya lo padeces te animes a poner algunas de las estrategias mencionadas en práctica. Si tienes otras recomendaciones de cómo manejar esta situación, compártelas en los comentarios para ayudar a otros miembros de nuestra comunidad.

Valora aquí
Alba Guzman

Alba Guzman

me aburro en el trabjo

Aburrido en el trabajo

Estar aburrido en el trabajo es una consecuencia directa de una gran insatisfacción laboral y son muchos factores, tanto internos como externos, los que pueden

Leer más »
Formulario inicio y movil

Solicita más Información